jueves, 7 de junio de 2007

Borak

Ese día todo había salido bien, citaron a los padres para firma de boletas, saque un tercer lugar y yo feliz de la vida y cantando de alegría, mi amiga Ariadne otra vez con su primer lugar le encanta sacar diez y mi super cuate me venció por primera vez con su segundo sitio, mi cumpleaños estaba cerca y estaba contento por que mi mamá me dejo invitar a mis amigos de la escuela era mi primer cumpleaños sin tantos familiares y mas amigos.

Ese día fue de felicitaciones, y como la semana de vacaciones se acercaba mis abuelos vendrían a pasar su vacaciones con nosotros, me lo dijo mi papá en la comida, eso significaba que mis abuelitos estarían para mi cumpleaños numero ocho, sin duda ese era mi día, bueno al menos eso pensé hasta que llego la noche.

Soy uno de esos niños que siempre esta inventando cosas, no me gustan los juguetes de plástico me gusta hacerlos yo mismo, aunque suene raro, me gusta dibujar pero sin duda lo que mas me gusta es soñar, en ese mundo maravilloso yo soy el rey nada puede detenerme, soy el héroe de mil mundos, el rey de otros mil y de muchos otros solo soy yo, tal vez soy el único niño del mundo que se acuesta temprano, o cuando lo mandan a dormir sus padres.

Lo que parecía un buen día termino con una mala noche, a veces cuando uno no puede soñar nada se despierta y se vuelve a dormir pero esta vez simplemente no podía despertar todo estaba negro, no sabia porque de pronto podía sentir como el piso se movía, ¡pum! ¡pum! y una figura entre azul y morada se acercaba lentamente, era una figura muy chistosa nunca había visto algo así, estaba cubierta de pelos, y sus garras mira sus garras grandes, trate de acercarme pero no podía, de pronto la cosa peluda estaba frente a mi, no supe como pero llego muy rápido intente decir algo pero un grito me paralizo por completo, comencé a sentir mucho, mucho miedo esa cosa tan chistosa se volvió aterradora muy rápido, quería despertar, no podía moverme, no podía gritar, no podía llorar pero estaba muerto de miedo sentí como de pronto despertaba, abrí los ojos y mis padres tenia una cara de asustados, yo me solté a llorar, estaba empapado de sudor, me hicieron mil preguntas y no podía responder a ninguna, para mi mala suerte noches como esa se repetirían en innumerables ocasiones...

5 comentarios:

  1. Con qué azul y moradezco…

    BUUUUUU!!!!!!!

    Seguro que este Borak tuyo sí da miedo??

    (sonrisas, sonrisas, sonrisas)

    quiero un peludezco en mis pesadillas…

    ResponderEliminar
  2. Borak esta re chistoso

    La historia esta buena. Esta bien que subas pedazos de historias y la una muy larga.

    Despues que pasa?

    ResponderEliminar
  3. jajaja...!!
    Como te dije, todos queremos uno jajajajaja...!!! esta interesante tu historia, me gusta eso de que las apariencias engañan! pero no creo que haya tantas cosas que me asusten jajajaja...
    solo te sugiero que revises algunas comillas por ahi que se te fueron, ok!

    ResponderEliminar
  4. muy bueno este borak coInsido con gio "YO TAMBIEN KIERO UNO EN MIS PASADILLAS¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. Juan Adrian (scor)12 de junio de 2007, 22:35

    Mira muchacho, te faltan algunas comas, fuera de eso, tienes mucha creatividad, y esas historias si me laten, porque son de miedo-suspenso, bueno, las dejas en suspenso, te rifas

    ResponderEliminar